Un «simple viaje de pesca»

Quizás no esté muy relacionado a mi quehacer profesional pero es una nota que debo de compartir, ya que dentro de las muchas profesiones en la sociedad que existen, la pesca es una muy interesante y el poder enfrentarse a un entorno diferente te invita a reflexionar.

Podría analizarlo como un auditor, viendo los riesgos que existieron en el viaje pero esta experiencia da pie para otro tipo de reflexionas, reflexiones de vida que nos ayuda a tener un crecimiento integral como ser humano, adjunto los siete puntos que resumen mi viaje de pesca, el supuesto “simple viaje de pesca

Que aprendí de un “simple viaje de pesca”:

  • Que las distancias físicas son números que intenta ocultar mis sentimientos para el amor de mi vida que sé que me piensa y conforme estas son más largas nuestros lazos con más intensos.

  • Que el silencio es un gran amigo y te ayuda a reflexionar sobre el ayer y el presente.

  • Que el destino puede ser cruel para aquel que vive con pasión una afición y en razón de segundos puede darle una dura bofetada.

  • A pesar de lo mucho o poco que sea el fruto de tu esfuerzo, termina siendo suficiente el saber que gracias al sudor de tu frente se logró materializar de alguna forma.

  • Amigos son aquellos que no tienen mucho, y de lo poco que tiene te dan para compartir juntos la alegría de unas horas sanas a la deriva.

  • Y justo cuando regresas a casas, sin importar si el tiempo fue mucho, poco o simplemente lo justo, las sonrisas de tus hijos te recargan de energías para simplemente dar gracias al Universo.

  • Al final, la paciencia es una virtud que debemos buscar en pequeños momentos y con amor logras seguir conquistando poco a poco este mundo.

 

No puedo cerrar esta nota sin empresas mi más sincera admiración a los pescadores que día a día salen en la noche a buscar el sustento de sus familias.

Por demás está decir que, los regalos diarios que me hace mi esposa son únicos y los valoro como el tesoro más grande que un hombre puede tener.

¿Eliminar la incertidumbre con una buena gestión de riesgos?

Introducción:

Antes de iniciar debemos de acotar que manejar un escenario donde exista una gestión de proyectos con cero riesgos es una utopía, por tal razón es importante tener una correcta tolerancia de riesgos procurando reducir la incertidumbre al máximo.

Ahora bien, repasando el párrafo anterior el riesgo contiene atributos que lo diferencian de la incertidumbre. El riesgo es la parte de la incertidumbre que se encarga de gestionar la Gestión de Riesgos, mientras que la incertidumbre latente es aquella que sigue siendo desconocida. La parte de la incertidumbre gestionada es aquella que es susceptible de ser analizada.

Sobre la definición de riesgos podemos leer el siguiente articulo respecto a bases generales donde se vio la definición y tipos de riesgos.

De acuerdo con la RAE el concepto de incertidumbre se define como: “Falta de certidumbre” llevándonos entonces a buscar el concepto de certidumbre el cual dicta:

  1. f. certeza.

  2. f. desus. Obligación de cumplir algo.

Desarrollo:

Si bien es cierto dentro de los proyectos, o la gestión de procesos diarios de las instituciones el ideal es procurar siempre cumplir con todo lo definido dentro de la gestión de estos. La reducción de toda la incertidumbre es inviable para el desarrollo del proyecto, desde el punto de vista económico por los recursos que implicaría. La Dirección de Proyectos requiere, por tanto, de habilidades de liderazgo y de adaptabilidad para lograr tener un grado bajo de incertidumbre y además una correcta gestión de riesgos.

Como se habla del abordaje de la incertidumbre es imposible dejar de lado que esto implica un costo elevado, por lo que hay un límite hasta el que las empresas llegan. Consiste en contenerla y administrarla de forma responsable, no en eliminarla. Un nivel de inversión alto para mitigar la incertidumbre implica una baja tolerancia al riesgo, pero nuevamente son costos elevados. En cada proyecto resulta determinante la incertidumbre con la que se va a convivir y el costo que esto supone para la empresa. El proyecto debe encontrar un nivel de riesgo aceptable.

 

En la gestión de riesgos dentro de los proyectos o procesos manejados en las instituciones, se debe de considerar qué parte de la incertidumbre constituye un riesgo para el proyecto o procesos en donde se debe poder establecer las amenazas u oportunidades que genera, una probabilidad de ocurrencia y un impacto en el caso de que suceda. El sistema de control interno o la persona (departamentos) administradora de los riesgos institucionales (El Risk Management) va a permitir conocer las vulnerabilidades y oportunidades que esa parte de la incertidumbre ocasiona. Los riesgos posibilitan desarrollar planes de mitigación y contingencia.

La incertidumbre en la administración de proyectos o la gestión de procesos puede tener como consecuencia que no se alcancen los objetivos planteados en el proyecto, debido a resultados negativos y amenazas; consecuencias irrelevantes; u oportunidades.

¿Eliminar la incertidumbre con una buena gestión de riesgos?

Retomando la pregunta que nos permitió repasar una serie de conceptos en el tema de riesgos, debemos afirmar que la eliminación de la incertidumbre si bien es cierto es un ideal que implica una inversión elevada de la mano de la buena gestión de los riesgos, en ocasiones la estrategia nos pide tolerar un grado mínimo dentro de los proyectos o procesos, esto al igual que no se puede tener un proyecto libre de riesgos.

Conclusiones:

Cuando hablamos que la gestión de riesgos solamente puede abordar un subconjunto de los riesgos de un proyecto o procesos de las instituciones estamos hablando de una realidad en donde se trata de administrar aquellos que se han podido identificar y, además, que cuentan con los recursos necesarios para su análisis, evaluación, mitigación y control. Sin olvidar que se tolera un grado de incertidumbre este de la mano de la inversión realizada en la gestión de los riesgos.

Ley de control interno en Costa Rica.

En 1992 nace la definición de Control Interno de acuerdo a COSO: “Proceso efectuado por el consejo de administración, la dirección y el resto del personal de una entidad, diseñado con el objetivo de proporcionar un grado de seguridad razonables en cuanto a la consecución de los objetivos…” link Bastaron diez largos años para que en el 2002 en nuestro país, para ser exactos un 4 de setiembre se creara la Ley 8292: ley  General de Control Interno (LGCI).

En la buena práctica toda su ley tiene un reglamento el cual nos va a prevenir de los vacíos que puedan existir en la ley, además dicho reglamento nos sirve como respaldo para legitimar ciertos procesos.

En el artículo que se publicó en el diario digital El Mundo.cr: https://www.elmundo.cr/que-ha-pasado-con-la-ley-de-control-interno-y-su-reglamentacion/ se aborda una preocupación respecto a la falta de reglamentación que tenemos actualmente en el país, para la LGCI 8292.

Dieciséis años después sin una reglamentación para la ley; como auditores nos toca ir a buscar en la página de la CGR, propiamente en el apartado de normativa bajo el título de Control Interno, sean directrices, acuerdos o documentación pertinente con el fin de respaldar nuestros trabajos. Cito del artículo publicado en el diario digital:

Luego de este análisis nos topamos con vacíos reflejo de la ausencia de reglamentación de la citada Ley, esto a pesar de que se han tratado de atender por parte de la Contraloría General  con  directrices y manuales, pero en algunos  temas relevantes, han quedado y persisten vacíos, además, de que por ser una disposición de Ley  su reglamentación  se debe  cumplir,   pues de lo contrario,  sería apartarse  del referido mandato y una  actuación contraria al  “principio de legalidad”,  que dispone la Ley de Administración Pública  y la Constitución Política en los artículos 11, de ambos marcos normativos. (En su momento expuesto por el Máster. Juan de Dios Araya Navarro, Auditor gubernamental). Esto viene a reforzar la necesidad de actualización del tema del abordaje de las Tecnologías de Información y Comunicación (TICs) que a pesar de tener una normativa (N-2-2007-CO-DFOE Normas técnicas para la gestión TI) se necesita de igual forma una actualización de la misma.

Los invito a leer la nota, con el fin de que busquemos en conjunto una pronta reglamentación para el bien de la ciudadanía y en especial de nuestra patria.

Cierro nuevamente con la consulta: ¿Qué ha pasado con el reglamento para la ley 8292?